La menopausia II: beneficios a través de la alimentación

La menopausia II: beneficios a través de la alimentación

En el artículo anterior sobre la menopausia se habló sobre la hormonoterapia y sobre algunos de los riesgos de la menopausia; posible desarrollo de cáncer de mama, la pérdida de masa ósea y el desequilibrio en los niveles del colesterol. Para completar la información, este artículo trata sobre la clave para reducir dichos riesgos: la alimentación.
Con la alimentación se puede ayudar a minimizar algunos problemas de salud que pueden surgir al entrar en la menopausia.

  • Incluir frutos secos, aceite de oliva virgen en crudo y derivados de la soja mejora el equilibrio de los niveles de colesterol, ayudando a subir el colesterol HDL («bueno») y a bajar el colesterol LDL («malo»).
  • Comer alimentos ricos en calcio ayuda a evitar la pérdida de masa ósea. Es mejor dar preferencia a los alimentos de origen vegetal, ya que no contienen colesterol. Son buenas fuentes de calcio; el tofu, las leches vegetales fortificadas con calcio, el tahini integral, el brócoli, la coliflor, las coles y las judías verdes, entre otros.
  • Tener buenos niveles de vitamina D en sangre es importante para tener unos huesos sanos y fuertes. La mejor fuente de vitamina D es el sol, por eso es importante exponerse al sol sin cremas entre 15 y 30min todos los días. Se recomienda tomar un suplemento de vitamina D2 o D3 de origen vegetal* tanto en invierno, como en los días en los que no sea posible tomar el sol.

«Llevar una alimentación basada en alimentos de origen vegetal reduce el riesgo a desarrollar un cáncer de mama».

Cuanto más estradiol (tipo de estrógeno) hay en sangre, mayor es el riesgo de padecer cáncer de mama. Las mujeres vegetarianas, al comer más cantidad de fibra, eliminan con más facilidad el exceso de estrógenos en el cuerpo.
Además, las mujeres vegetarianas suelen tener la menopausia a una edad más temprana, lo cual se relaciona con una disminución del riesgo de padecer cáncer de mama.

La soja, una aliada para una menopausia más llevadera
Existen estudios que demuestran que comiendo soja de forma regular (2 raciones al día) se puede reducir a la mitad la frecuencia y la gravedad de los sofocos causados por la menopausia. Aunque existen otros estudios en los que no se ha notado ninguna mejora o esta ha sido muy leve. Esto se puede deber a que:

  1. Puede que algunas mujeres metabolicen las isoflavonas mejor que otras.
  2. Cuando las isoflavonas proporcionadas tienen un patrón similar a las de la soja, los resultados son más favorables. Esto quiere decir que si se consumen productos tradicionales como el tofu o suplementos de isoflavonas que respeten dicho patrón, habrá una mejora en los sofocos de la menopausia.

La soja y el cáncer de mama
Normalmente, el consumo de soja se asocia a un aumento del riesgo de desarrollar un cáncer de mama o, en caso de tener ya el tumor, empeorar su estado.
Sin embargo, la mayoría de los estudios realizados en humanos muestran que el consumo de soja puede ser beneficioso tanto para combatir, como para prevenir el cáncer de mama o, en el peor de los casos, ser completamente neutral.
Además, el riesgo de padecer un cáncer de mama es menor en las mujeres que consumen soja durante toda su vida, que en las mujeres que no la consumen. Pero puede que este efecto protector se deba a haber empezado a comer soja a una edad temprana.
Así pues, se puede afirmar que la soja debido a su gran valor nutricional, y a pesar de su controversia, es beneficiosa para esta y para todas las etapas de la vida.

* Es importante tomar suplementos siguiendo las indicaciones de un profesional de la salud.

Jordi Galisteo
BioEco Actual, sección SALUD Y COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS
Octubre 2015

 + info

Deja un comentario