¿Por qué llevar una alimentación vegana?

¿Por qué llevar una alimentación vegana?

Muchos organismos oficiales avalan que llevar una alimentación vegana, si está bien planificada, no sólo es saludable, sino que ayuda a prevenir ciertas enfermedades comunes en la actualidad.

Una alimentación vegana ayuda a prevenir el cáncer (sobre todo el de mama y el de colon), previene las enfermedades del corazón (ya que es una dieta baja en grasas saturadas y sin colesterol), ayuda a regular la presión arterial, previene la aparición de la diabetes tipo II y ayuda a controlar los niveles de glucemia (azúcar) en sangre, además, evita la formación de cálculos renales.

Esta información está extraída de un artículo del PCRMThe Physicians Committee for Responsible Medicine (Comité de Médicos por una Medicina Responsable). Organización fundada en 1985 que defiende la medicina preventiva, especialmente, a través de una buena nutrición. Podéis leer el artículo completo aquí.

Cuando decimos “alimentación vegana” nos referimos a una tipo de alimentación que no contenga ningún producto de origen animal (carne, pescado, embutidos, etc.) ni, por consiguiente, ninguno de sus derivados (huevos, leche, queso, etc.). SIEMPRE ha de estar bien planificada, puesto que si no se realiza bien, NO será beneficiosa para la salud.

Durante los próximos días vamos a explicar cómo llevar una alimentación vegana equilibrada. Empezaré describiendo qué nutrientes necesitamos, en qué cantidad y las principales fuentes vegetales donde los podemos encontrar.

Algunos de los organismos oficiales que recomiendan una alimentación vegana son:

  • La Academia de Nutrición y Dietética Americana (Academy of Nutrition and Dietetics)
  • La Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN)
  • La Asociación Medica Británica (BMA, The British Medical Association)
  • La Asociación de Dietistas de Canadá (The Canadian Dietetic Association)
  • La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatric)
  • Las Revistas Americanas de Nutrición Clínica (AJCN, American Journal of Clinical Nutrition)
  • La Asociación Americana de la Diabetes (ADA, American Diabetes Association)

NOTA 1: En el apartado de las enfermedades del corazón del artículo original pone literalmente “Animal products are the main source of saturated fat […]”. En la traducción al castellano aparece: “La carne es la fuente principal de grasa saturada […]”, pero la traducción correcta es: “Los productos de origen animal son la fuente principal de grasa saturada […]”. Podéis leer el artículo original aquí.

NOTA 2: En el artículo original, hace referencia a que los productos de origen animal ayudan a la descalcificación de los huesos y, por lo tanto, a tener osteoporosis. He decidido no incluirla porque es algo que no está tan claro ya que, los estudios en los que se basan para llegar a esta conclusión, son epidemiológicos ecológicos. En este artículo, Jack Norris nos aclara este punto.