Un consejo para la salud de tu tiroides

Un consejo para la salud de tu tiroides

Usa principalmente sal yodada, con tan solo 2,5g (un poquito menos de media cucharadita de postre) tienes todo el yodo que necesitas en un día.

La tiroides es una glándula que controla nuestro metabolismo. Es un poco puñetera porque tanto si le damos mucho yodo como si le damos demasiado poco se puede alterar y dar lugar a un hipotiroidismo o un hipertiroidismo.

Es importante tener en cuenta que no todas las sales están fortificadas con yodo como, por ejemplo, la del Himalaya no lo suele estar. Sin embargo es muy fácil comprobar si la sal es yodada o no porque lo especifican de forma clara en el etiquetado.

En el caso de no comer nada de sal o de preferir comprar una sal sin yodo añadido, es recomendable comer algas de forma regular pero con mucha precaución, ya que es muy fácil excederse con el yodo.

Así que ya sabes: comprueba que la sal que usas es yodada para tener tu tiroides ¡bien cuidada y sana!

Deja una respuesta